Recuerdo el peso de la vieja Konika de mis padres justo en ese momento en el que debes decidir por dónde quieres dirigir tu vida. Paradójicamente ese peso no hizo más que aligerar mis dudas llevándome a pasar mis primeras horas en el laboratorio del instituto entre reveladores y fijadores.

Me licencié en Bellas Artes en plena transición del soporte analógico al digital, convivencia que me ha aportado muchísimo como base. Compaginé mi último año de carrera con prácticas en el museo Guggenheim de Bilbao como asistente de fotografía, y tras las prácticas, y con ánimo de completar conocimientos técnicos entorno a la fotografía, realicé cursos profesionales de moda, retrato y publicidad y fotoperiodismo en la escuela Grisart de Barcelona.

Un paso fugaz de nuevo como asistente precedió a la decisión de lanzarme a la piscina en solitario y abrir un estudio bajo nombre propio en Eibar, toda una aventura imposible de imaginar sin aquellos que en su día aligeraron mis dudas poniendo una cámara en mis manos y que a día de hoy lo siguen haciendo.

Hay quien dice que son tiempos difíciles para ello, más razón para demostrar que esto es lo que me gusta y que es posible compartirlo con vosotros que me permitís miraros por el visor.

Copyright © - 2017 - Josu Torrealday. All rights reserved - Gestionar Web